Jujuy: Por ahora no evalúan suspender empleados en estaciones de servicio

63

No descartan que la medida pueda aplicarse si el problema se extiende sobre todo en las que no son de bandera.

Pese a que todavía no es el caso de la provincia de Jujuy, resuena la posibilidad de tener que empezar a suspender provisoriamente a los empleados de las estaciones de servicio ante la falta de gasoil para la venta. Situación que ya se evalúa en la vecina provincia de Salta.

En diálogo con El Tribuno, el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Jujuy, Alfredo González, descartó que en la provincia se esté estudiando esta posibilidad. Sin embargo, indicó que se mantienen en alerta.

Sobre las tratativas que ya está gestionando la Cámara de Expendedores de Combustible de Salta ante el Ministerio de Trabajo para avanzar con las suspensiones provisorias, el titular jujeño indicó que «no es el caso de Jujuy» dado que al momento la entidad no registró solicitudes al respecto.

Sin embargo, advirtió que «si el problema del gasoil continúa por los próximos meses, es muy probable que las estaciones blancas que no tienen bandera y que son sobre todo las del interior de la provincia terminen cerrando o suspendiendo empleados», y que todo dependerá de cómo avancen las promesas de solución del conflicto por parte del Gobierno nacional que estimó en un transcurso de entre 10 y 15 días que es cuando llegarían a la Argentina dos barcos con ese combustible.

A la espera del cumplimiento de este compromiso tan esperado por el sector, Alfredo González advirtió que están en «alerta porque si esta situación se mantiene, lógicamente habría suspensiones».

Explicó que las estaciones blancas compran gasoil donde pueden, pero a precios muy elevados. Si consiguen a $200 el litro, le tienen que aumentar el margen de utilidad de la estación de servicio por lo que el combustible termina saliendo a la venta entre $230 o $240 el litro, precio con el que no pueden salir a competir en el mercado y por consiguiente no les resulta rentable.

«Ya hay estaciones que se están dando cuenta de que el valor de la tierra es más alto de lo que se genera en la estación de servicio y es por eso que están pensando en cerrar», indicó el titular de la cámara jujeña.

Actualmente en la provincia hay 70 estaciones de servicio y se calcula que en promedio cada una cuenta con 20 empleados, por lo que se trata de por lo menos 1.400 puestos de trabajo.

Sobre cuál es la situación actual en la provincia, Alfredo González explicó que el desabastecimiento permanece igual en casi todas las banderas, el canal mayorista está prácticamente cerrado o a precios desorbitantes arriba de los $200 el litro, lo que hace que las estaciones de servicio estén cupificadas.

Refinor, por ejemplo, tiene un cupo del 50% del volumen, Axion, Shell y las demás banderas están entre 40 a 50% a reducción de cupo e YPF está tratando de mantener los volúmenes, pero al tratarse de volúmenes de pandemia están igual por debajo de la demanda.

Por último, sobre el malestar que genera en los jujeños la falta de combustible, Alfredo González pidió calma y respeto hacia los playeros que fueron agredidos. «Ellos no tienen la culpa de que no haya combustible. La situación depende de las petroleras y del Gobierno nacional», aclaró.

 

Fuente: eltribuno.com.ar

Los comentarios están cerrados.