Siguen las internas: Bernal pidió echar a un asesor de Guzmán de una reunión

“¿Cómo puede ser que la secretaría de Energía tenga contratada a una persona que denuncié penalmente?”, preguntó el interventor de Enargas en referencia a Diego Guichón, en una intervención subida de tono y muy confrontativa hacia la conducción de la Secretaría de Energía.

34

El gobierno intentó en las últimas semanas mostrarse unido de cara a la campaña electoral que viene. Sin embargo, las internas en el área energética parecen no tener fin. El interventor del Enargas, Federico Bernal, irrumpió este miércoles en un encuentro virtual de la mesa de coordinación de invierno y solicitó a los gritos la exclusión del encuentro del asesor Diego Guichón, quien había asistido en representación de la Subsecretaría de Planeamiento Energético.

Guichón, docente del Centro de Estudios de la Actividad Regulatoria (CEARE), es un especialista con una amplia experiencia en el sector de gas. Comenzó a trabajar en el Estado en la década del 90 como director de Economía de los Hidrocarburos de la Secretaría de Energía, cargo al que accedió por concurso, y en 2017 fue elegido, también por concurso público, para ocupar la segunda vocalía del Enargas, donde se desempeñó hasta 2019.

Javier Papa, subsecretario de Planeamiento Energético, él único funcionario que responde directamente a Martín Guzmán en la secretaría de Energía, incorporó hace ya varios meses a Guichón como asesor y lo envío este miércoles a la mesa de coordinación de invierno que se encarga de programar los despachos de gas para garantizar el suministro del fluido.

Bernal irrumpió este miércoles por la mañana en la reunión, de la que participan técnicos del Enargas, para cuestionar la presencia de Guichón. “¿Cómo puede ser que la secretaría de Energía tenga contratada a una persona que denuncié penalmente?”, le preguntó el interventor del Enargas a Maggie Videla, subsecretaria de Hidrocarburos en una intervención subida de tono y muy confrontativa hacia la conducción de la Secretaría de Energía. Luego pidió que los miembros del Enargas se retiren del encuentro.

El origen del conflicto

Bernal presentó en junio del año pasado una denuncia penal contra ex ministro de Energía Juan José Aranguren por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y negociaciones incompatibles con la función pública. Lo acusó de pactar precios con las gasíferas, violando la ley que regula la industria del gas, para garantizarles un ingreso superior al que supuestamente hubiera surgido de la oferta y la demanda del mercado.

La denuncia alcanzó también al ex subsecretario de Recursos Hidrocarburíferos, Marcos Porteau, y al ex directorio de Enargas, entre los que se encontraba Guichón. “Los ex directores del Enargas incumplieron intencionalmente y con el mismo fin, sus obligaciones específicas como integrantes del ente regulador que también le impone la ley citada”, decía la denuncia en referencia a la ley 24.076.

Bernal denunció a Aranguren, Porteau y al directorio de Enargas por incumplir la Ley Nº 24.076, que en la práctica se dejó de aplicar cuando cayó la Convertibilidad. De hecho, los tres gobiernos kirchneristas no tuvieron ninguna intención de normalizar la aplicación de esa norma. Al contrario, la vincularon al universo de los de los ‘90 que había quedado caduco y debía ser rediseñado.

La paradoja es que Bernal, que públicamente defendió la gestión del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, que en los 15 años que estuvo a cargo del área energética nunca aplicó la Ley del Gas, judicializó la política pública aplicada por Cambiemos acusando a Aranguren y al resto de los funcionarios mencionados precisamente de incumplir esa regulación.

Lo llamativo es que casi al mismo tiempo que denunciaba a Aranguren y el resto de los funcionarios de Mauricio Macri, Bernal incorporó como asesor del Enargas a Oscar Natale, ex director de Política Tarifaria del propio Aranguren, tal como reveló EconoJournal.

 

Fuente: econojournal.com.ar

 

Los comentarios están cerrados.