Comienzan los efectos de la falta de pago del gas en los distintos segmentos

40

Ayer informamos acerca de una situación bastante atípica; dos empresas productoras de gas, Tecpetrol y Pluspetrol, le cortaron el suministro de gas a la principal distribuidora de país: Metrogas. Ambas empresas tienen una participación menor en el aprovisionamiento a la distribuidora, por lo que no se generará un problema grave de abastecimiento a  quienes reciben el gas de Metrogas; sin embargo es una clara señal de la crisis por  la que atraviesa el sector. También es un indicador del atraso tarifario que se arrastra desde el mes de abril del año pasado. La deuda asciende a unos 7.500 millones de pesos y comprende tres meses.

La situación es diferente con respecto a cada productora una (Total) evalúa no renovar el contrato con Metrogas y otra (Pan American Energy) ha iniciado acciones judiciales pidiendo el embargo preventivo de las cuentas de la distribuidora.

Pero los problemas no se agotan en este segmento de la comercialización; aguas abajo, las estaciones de servicio expendedoras de GNC, enfrentan problemas similares, en este caso por deudas con las distribuidoras. En efecto luego de llegar a un piso en las ventas muy debajo del 50% de los despachos normales en el mes de abril, las mismas se fueron recuperando, hasta amesetarse en niveles variables según la zona del país, en el orden del 70%. Esto ha afectado la situación de muchas bocas de expendio, las cuales tienen dificultades para pagar las facturas de las distribuidoras.

El Dr. Luis María Navas, asesor de AES, consultado por elestacionero.com, manifestó que “las distribuidoras con la situación actual que las imposibilitan de cortar el servicio a un sector de sus clientes, tienen todo eso pendiente de cobro; por otro lado el plan de inversiones que tenían en función de la revisión tarifaria, cayó. Así que con el atraso tarifario volvimos a la situación de antes y ahora está la discusión acerca de si en diciembre se aumenta o no; aparentemente el Secretario de Energía quiere hacerlo pero el interventor de ENARGAS, Federico Bernal, no estaría de acuerdo, de manera que está la discusión entre el instituto Patria y la gente del Presidente. Estamos con una tarifa en dólares referenciada a un dólar de $40, por lo que tomando un valor actual de $80, estaríamos hablando de un atraso del 100%”.

Agregó que “En definitiva en esta situación cada segmento se financia con quien puede; las estaciones pagan a la distribuidora a 45 días de las primeras ventas hechas al consumidor y seguramente van atendiendo otras obligaciones, mientras que las Distribuidoras o CAMMESA hacen lo mismo con las productoras”.

La diferencia es que  a las estaciones de servicio las distribuidoras la presionan y les ponen intereses elevados, etc. mientras que estas últimas, por lo menos hasta ahora, podían no pagarle a las productoras”.

En los últimos días se conocieron embargos de cuentas bancarias a estaciones de servicio por parte de las distribuidoras, lo que no siendo un corte de suministro, tiene sin embargo un efecto más duro aún sobre el deudor. En un caso sobre el que tuvo conocimiento elestacionero.com, no hubo siquiera una advertencia previa, lo que afectó no solo el expendio de GNC, sino la situación del estacionero respecto a la refinadora que lo abastece de combustibles líquidos y el cumplimiento de sus obligaciones laborales.

En fin, distintas facetas de un mismo problema que como siempre afecta al eslabón más débil de la cadena: la estación de servicio.

 

Los comentarios están cerrados.