Nuevo automóvil a GNC de fábrica: Volkswagen Golf TGI

48

La marca alemana presentó esta nueva variante de su hatchback mediano, que cuenta con el motor 1.5 TSI de 130 CV, asociado sólo a la caja automática DSG de 7 marchas e impulsado por GNC, con tres tanques de 115 litros de capacidad más uno adicional de nafta –de apenas 9 litros- para utilizar como reserva. Además de un bajísimo consumo, reduce notablemente las emisiones.

El Golf VIII sigue sumando versiones y al igual que su antecesor, también ofrece otras alternativas además del diésel, nafta, versiones híbridas o mild-hybrid: la quinta posibilidad es el Golf TGI, la variante impulsada a GNC, que además de reducir considerablemente su nivel de emisiones contaminantes, promete una autonomía de 400 kilómetros y un pequeño plus como reserva para llegar a una estación de servicio.

En esta oportunidad no nos vamos a centrar en el diseño o la tecnología del hatchback mediano ya que nada cambia respecto al resto de la gama. Su particularidad es justamente su sistema de propulsión. Basado en el motor naftero 1.5 TSI (una evolución del conocido 1.4 TSI, que cuenta con ciclo Miller –más eficiente- y turbo de geometría variable), para esta versión desarrolla 130 CV y 200 Nm de torque, asociado sólo a la caja automática DSG de doble embrague y 7 velocidades. Otra característica distintiva es que, a diferencia de las conversiones a GNC que conocemos en nuestro país, el TGI fue pensado de fábrica para incorporar los tanques de gas: posee tres cilindros de 115 litros de capacidad (equivalente a 17,3 kilos) ubicados en el piso del vehículo, más un pequeño tanque de nafta de 9 litros que sirve para recorrer algunos kilómetros más en caso de no estar cerca de una estación de GNC.

De acuerdo a la marca, su autonomía a gas es de 400 kilómetros en uso mixto según el ciclo WLTP, con un consumo ínfimo de 4,1-4,3 l/100 km y unas emisiones también bajísimas, de 111 a 117 g/km, un 25% menos en comparación con las versiones nafteras o diésel. Incluso, si se utiliza biometano o e-gas, el impacto ambiental se reduce mucho más, por lo que en Europa cuenta con la etiqueta Eco, con beneficios fiscales y de circulación. A nivel de prestaciones, logra unas muy buenas cifras: acelera de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 211 km/h. La única contra es la perdida de capacidad del baúl, que pasa de 380 a 272 litros, o a 611 en el caso de la Variant, ya que el Golf TGI será comercializado tanto en la carrocería de 5 puertas como en la rural.

Vale recordar que el Grupo Volkswagen es una de las compañías que más alternativas ofrece en cuanto a versiones impulsadas a gas: además del Golf, cuenta con el Sköda Octavia G-Tec, Seat León TGI y el Audi A3 g-tron, todos con la misma mecánica del hatchback de la firma de Wolfsburg.

 

Fuente: 16válvulas.com.ar

Los comentarios están cerrados.