Avanza un proyecto de integración vertical sustentable en una empresa de transporte

El uso de energías de fuente alternativas a las tradicionales es una práctica creciente en diferentes sectores de la actividad económica.

25

En ese contexto, la empresa de turismo y transporte fluvial entre la Argentina y Uruguay, Buquebus, anunció la incorporación de dos nuevos generadores de gas natural, un surtidor de GNL (gas natural licuado) y dos camiones Scania, propulsados completamente por el mismo tipo de energía.

Juan Carlos López Mena, presidente de Buquebus, contó a La Nacion que hace ocho años que esta empresa trabaja en el tema de la energía limpia y que el próximo lunes 26, a las 10.30, en San Vicente, provincia de Buenos Aires, habrá un nuevo hito en esa dirección. «Ese día, inauguraremos dos nuevos generadores, un surtidor de gas licuado y dos camiones propulsados con ese combustible. Pudimos hacerlo gracias a un crédito de US$8 millones, que recibimos de Scania y de un banco de Alemania», comentó.

Según afirmó López Mena, la mencionada inauguración, en la que también estará presente el presidente de Scania para América, Andres Leonard, es una parte de los trabajos realizados en los últimos años en la misma dirección y que insumieron en total una inversión de más de US$50 millones.

En los últimos ocho años Buquebus adquirió el buque Francisco e instaló una planta de licuefacción (licuación de gases) modular propia destinada a producir el combustible para esa embarcación (desarrollo hecho en conjunto con la empresa argentina Galileo Technologies). «La planta es abastecida por gas natural que producimos nosotros y que es mucho menos contaminante que la energía eléctrica», indicó López Mena.

El empresario enfatizó que estos dos camiones de gas licuado (Scania Green Efficiency) son los primeros que vienen a América del Sur, por lo que Buquebus es una de las primeras compañías del mundo en incorporar esta tecnología. «El plan es traer cuatro más -adelantó-. Se trata de los camiones que transportan los tanques de combustibles para los barcos, que antes funcionaban a gasoil y ahora van a funcionar a gas licuado, que es mucho menos contaminante», acotó el empresario.

El objetivo principal es aumentar la eficiencia, reducir el impacto sonoro, disminuir las emisiones de dióxido de carbono con respecto a las versiones diésel convencionales (todos los motores de Scania superan la exigencia de la norma Euro 6, la más estricta de Europa respecto del control de emisiones).

En tanto, los nuevos generadores de la firma Caterpillar permitirán aumentar la flexibilidad de la central de licuación y le dará la capacidad de autoabastecerse de electricidad con energía confiable, de máxima eficiencia y bajo impacto ambiental.

A su vez, López Mena destacó que el surtidor de GNL que también se incorpora fue totalmente diseñado y construido en la Argentina por la mencionada empresa local Galileo Technologies. Con sus mangueras, que permiten dispensar 225 litros de GNL por minuto, se abastecerán los nuevos camiones ecológicos.

Las emisiones químicas del GNL son un 90% más bajas que las del gasoil, además, cuesta la mitad. «Más adelante, otras empresas podrían también adoptar esta estrategia de energía limpia. Nosotros mismos, estamos trabajando a futuro con una empresa española, que se llama Ham, que va a invertir aquí para levantar una planta más de gas licuado. Además, tenemos el proyecto para poner más adelante buses a gas licuado», concluyó López Mena.

Asimismo, el empresario destacó que la Argentina tiene una de las reservas más grandes del mundo en gas. Y dedicó un párrafo aparte a su relación con Scania: «Nuestra asociación con ellos viene desde hace años, porque nosotros tenemos buses de esa marca en Uruguay, que fueron desarrollados por la empresa sueca precisamente teniendo en cuenta que Buquebus contaba con la planta de gas licuado».

 

Fuente: La Nación

 

Los comentarios están cerrados.