Congelamiento de precios y barril criollo, pegaron fuerte a Raízen

El presidente de la empresa destacó el plan de inversión que llevará adelante la empresa en los próximos años, advirtió sobre los problemas que tienen para acceder al mercado de cambios para hacer frente a los compromisos que tiene la empresa y pidió que el downstream esté incluido en la Ley de Promoción de Hidrocarburos.

89

En el One on One del Energy Day de EconoJournal, el presidente de Raízen,  Teófilo Lacroze, relató los desafíos que debió sortear la compañía ante la caída abrupta de la demanda de combustible que provocó la pandemia y el impacto directo en la producción de la planta de Dock Sud. Destacó el plan de inversión que llevará adelante la empresa en los próximos años y aseguró que «es fundamental mantener el sendero de traslado de aumento de costos a precios”. Además, advirtió sobre los problemas que tienen para acceder al mercado de cambios para hacer frente a los compromisos que tiene la empresa y pidió que el downstream esté incluido en la Ley de Promoción de Hidrocarburos.

Efectos de la pandemia

Lacroze remarcó que la pandemia generó efectos inéditos como el hecho de que por primera vez en su historia la refinería que Raízen posee en Dock Sud estuvo 30 días cerrada. “Eso es algo que en general no se hace. Las refinerías son muy fáciles de parar pero muy complejas de recomenzar a operar. Lo tuvimos que hacer porque hubo una gran caída de la demanda, que en abril fue del 80%. Hoy estamos con una caída del 25%, mucho más en la nafta que en el gas oil”, indicó.

Otras de variables que la empresa tuvo que sortear en estos meses de pandemia fue la implementación del barril criollo y el congelamiento de precios que se mantuvo vigente hasta el mes de agosto.  De cara al futuro, Lacroze consideró que la compañía debe superar tres desafíos. “El primero tiene que ver con la recuperación de una demanda que hasta el momento se ha mostrado como raíz cuadrada. Esto es que reaccionó rápido después de la abrupta  caída de abril pero que a partir de julio entró en una meseta que duró hasta octubre. En noviembre se está viendo una reactivación que no la habíamos visto en el último trimestre. El segundo desafío es la oferta de petróleo. El abastecimiento de crudo para el mercado interno es un problema. A veces por problemas de producción, otras veces por exceso de exportación y entonces  no queda suficiente crudo para procesar en el mercado local. Y el tercer desafío es poder mantener un sendero de corrección de precios. Nuestros costos aumentan por devaluación, por  aumento del precio del petróleo, de los biocombustibles y por impuestos”, afirmó.

La caída de la producción y la suba de costos

La charla con Teófilo Lacroze permitió poner en relieve la situación que genera en refinerías no integradas, como es el caso de Raízen con su planta en Dock Sud, una abrupta caída de la producción. Cuando una refinería de este tipo funciona por debajo de su capacidad óptima, los costos de operación y mantenimiento se disparan. Un escenario que no siempre es tenido en cuenta a la hora de evaluar la cadena de producción del sector.

“Cualquier impacto que genere una caída del 30% del volumen de la producción, claramente pega en los  costos de la refinería porque se trata de una planta que está operando para una capacidad muy inferior para la que está diseñada. Diría que ese es un riesgo que nosotros asumimos como de nuestro negocio. No pretendo que me ayuden a compensar ese costo adicional que tengo. Lo que sí pretendemos  es poder ir hacia un camino de libre mercado, donde tenga la capacidad de trasladar aumentos genuinos de costos que se generan. Pero claramente  ese es un elemento que muy poca gente entendió. Al mismo tiempo estábamos discutiendo si se venía el barril criollo a US$ 45 o no, que es equivalente a un Brent de U$S 49,50. Hoy el Brent está a US$ 48, cuando en ese momento estaba a US$ 22. Claramente había impactos que son del riesgo de nuestro negocio pero que fueron exacerbados por otros impactos que tuvimos en el mercado, como el barril criollo o como los precios congelados. El primer aumento de precios del 2020 fue en agosto, cuando la demanda ya había recuperado a un 70%”. indicó Lacroze.

Inversiones y actualización de precios

Raízen anunció el mes pasado un plan de inversión de US$ 715 millones para los próximos cuatro años en su planta de Dock Sud.  Lacroze sostiene que para llevar adelante esas inversiones es fundamental que el negocio sea rentable y que para ello se requiere mantener un sendero de traslado de costos a precios. “Varias de las inversiones que estamos haciendo hoy en refinación son para procesar el crudo de Vaca Muerta, industrializarlo y poder exportar productos excedentes. Esta es una industria que hay que mirarla integrada, es muy difícil compartimentarla. Porque si se la hace se toman decisiones que pueden ser vistas como beneficiosas para un segmento pero que al final terminan golpeando a la industria de alguna forma. La rentabilidad es clave para garantizar estas operaciones y para eso en el cortísimo plazo es fundamental mantener el sendero de traslado de aumento de costos a precios”, indicó

Con respecto a las inversiones anunciadas, Lacroze señaló que se basan en tres pilares.  “El primer aspecto tiene que ver con producir combustibles con menor azufre. El segundo, es la eficiencia energética en nuestra refinería para ir hacia un camino mucho más sustentable y a su vez aumentar nuestra  capacidad de procesamiento, que busca reemplazar importaciones. El tercer pilar es el capítulo de innovación, tecnología y crecimiento de nuestra red de estaciones de servicios. Sería muy importante que el downstream esté incluido en la Ley de Promoción de Hidrocarburos. Y nuestro gran desafío para este plan de inversiones es el acceso a las divisas. Cada vez que tenemos que hacer pagos a proveedores por estas inversiones nos resulta muy complicado obtener las divisas para poder hacer frente a los compromisos. Eso obviamente traba toda la dinámica de este plan que tiene que desarrollarse en etapas muy marcadas porque son inversiones muy grandes que requieren mucha preparación previa», remató.

 

Fuente: Econojournal

 

 

Los comentarios están cerrados.