Estado de las estaciones de servicio chaqueñas en la mirada de Miguel de Paoli

La provincia del Chaco fue una de las más afectadas por el coronavirus, en relación a su cantidad de habitantes.

28

Esto sin duda ha tenido su correlato en materia de venta de combustibles. Para conocer la situación de las estaciones de servicio, elestacionero.com dialogó con Miguel de Paoli, ex presidente de la Cámara local CECACH.

El coronavirus pegó fuerte en el Chaco ¿Qué puede comentarnos al respecto?

Es difícil poder mensurar el impacto que tuvo la pandemia porque hubo muchos casos, pero también ha habido distintas miradas acerca de cómo ha actuado el gobierno nacional para enfrentar la situación. Viéndolo desde el punto de vista sanitario es medio desconcertante porque es como que la gente no toma conciencia de la realidad o por lo menos se resiste a acatar las decisiones del gobierno, motivo por el cual la situación se ha ido agravando.

¿En qué fase está el Chaco?

Hubo un anuncio de que se iban a comenzar a distender las restricciones, pero la verdad es que no sabemos exactamente en qué fase estamos; hemos pasado de la Uno a la Tres (sui generis). Hoy el intendente de Resistencia anunció que se iban a retrotraer ciertas medidas, porque la gente ni bien sitió que se aflojaban las restricciones, se volcó a las calles masivamente, como si estuviéramos todos sanos.

La mayor discordia que existe actualmente son las restricciones que existen para circular entre las provincias con aplicaciones específicas para cada territorio y ahora se le suma para complicar más el panorama, ciertas restricciones municipales que no permiten ingresar a su ejido, con lo cual se impide el traslado de mucha gente por razones familiares, de salud o de otro tipo, lo que disminuye el tránsito vehicular y afecta las ventas de combustibles. Hace dos meses y medio que no hay transporte público. Por suerte ha habido una buena área sembrada lo que compensó aunque sea parcialmente la pérdida de ventas por el consumo del agro.

¿Qué caída de ventas tienen aproximadamente en la provincia?

Es bastante dispar; podría hablarse una disminución del 35%, pero en las localidades con mayores restricciones de circulación el porcentaje es mucho mayor. En general la situación es mejor en las ciudades más grandes. De todas maneras tarda bastante el rebote de las ventas. Si se reabriera la actividad escolar, eso ayudaría bastante, pero no parece algo próximo.

¿Hay estaciones de servicio que estén muy comprometidas y que esté peligrando su continuidad?

Hay muchas situaciones que aún no han detonado pero están pendientes. Por ejemplo hay una conflictividad laboral latente que aún no eclosionó porque no está abierta la dirección provincial del trabajo, pero que llegado el momento lo hará. De hecho se calcula que un 30% de las estaciones de servicio no están pudiendo cumplir con el cien por ciento de sus obligaciones salariales. Se espera una avalancha de reclamos porque entre los que quieren cobrar y los que no pueden pagar se avisoran muchos conflictos.

Muchas estaciones de servicio están de alguna manera obligadas a abastecer a determinadas reparticiones oficiales, las que luego pagan mal, no respetando en absoluto los plazos y generando problemas adicionales.

En general las bocas más afectadas son las de bajo litraje de ventas y las que están cerca de rutas y su principal volumen de despacho es normalmente el tránsito por esas vías y ahora se ven afectadas por las restricciones. Por caso la ruta nacional 16 que es un corredor bioceánico que llega hasta Iquique, hoy está con muy poca circulación.

Hay otros factores que hacen la rentabilidad además de las ventas…

Y si, habría que ver que va a pasar con los precios de los combustibles, no aumentan desde marzo y los costos siguieron creciendo; cuando vemos la evolución del dólar desde diciembre a la fecha, creo que estamos ante un atraso en los precios. En otro orden, sería necesaria una ayuda de las petroleras a las estaciones de servicio, por ejemplo estableciendo un margen plus de dos o tres puntos porcentuales hasta tanto termine la emergencia por la que estamos atravesando.

Es difícil saber que ocurrirá.

Los comentarios están cerrados.