Las estaciones correntinas siguen despachando gasoil con cupo

954

El vicepresidente de la cámara de expendedores del Taragüí (CESCOR), Oscar Pacheco, dijo a este medio: «Seguimos vendiendo con un límite de 200 litros por cliente». No obstante reconoció que hay más diésel premium disponible.

EN LAS ESTACIONES DE RUTA SIGUE EL PEREGRINAR DE LOS CAMIONEROS.

La faltante de gasoil sigue afectando a las estaciones de servicio de Corrientes a pesar de que a nivel nacional dicen que hay mayor volumen disponible tras el cierre de la cosecha gruesa en el país.

A fin de conocer la realidad local, época dialogó con el vicepresidente de la cámara que nuclea a los expendedores del Taragüí (CESCOR), Oscar Pacheco.

«Seguimos con cupos para la venta a boca de surtidor (200 litros como máximo por cliente).

En el caso de las YPF, ahora hay más disponibilidad en el Infinia Diésel, que era un producto que durante lo más álgido de la carestía realmente no se conseguía», semblanteó.

En ese sentido, Pacheco acotó que «el agro cerró la cosecha y por eso hay más diésel disponible. No obstante, el volumen no es el que se necesita, sobre todo en esta parte del país».

Por otra parte, el referente gremial-empresarial fue consultado acerca de qué generó en el sector estacionero la reciente asunción de Sergio Massa como superministro de la Nación.

«Hasta el momento no sabemos cuáles serán sus medidas en torno a YPF y a la comercialización general de hidrocarburos», deslizó y remarcó: «Lo único que esperamos es que no haya congelamiento de precios, que desde el Gobierno no repitan esa medida que no funcionó y afectó sobremanera a nuestra actividad».

En naranja

El mapa de abastecimiento de gasoil, creado en abril por técnicos de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), reflejó desde entonces las dificultades en el abastecimiento de combustible en las rutas del país.

El último reporte de ese muestreo denota que Corrientes está entre las provincias marcadas con color naranja, ya que «tiene un promedio de suministro entre 21 y 50 litros por unidad, demoras sustantivas en los tiempos de espera y sobrecostos en el suministro. La escasez se redujo a costa de un aumento generalizado del precio de los combustibles. Y no se trata de una consecuencia menor, pues históricamente el combustible es el principal insumo de la actividad de transporte por rutas habiendo llegado a representar en febrero de 2022, previo a la crisis, entre un 35% y un 40% en la estructura de costos para los trayectos de media y larga distancia», precisaron desde FADEEAC.

 

Fuente: Diario Epoca

Los comentarios están cerrados.