Naftas: ¿Qué está pasando con el precio de los combustibles?

Hubo cinco aumentos oficiales y una serie de actualizaciones en algunas zonas puntuales. Los impuestos, la poscuarentena y los desafíos para los estacioneros.

57

Cinco veces aumentó el precio de los combustibles desde que el gobierno nacional terminó con el congelamiento por la emergencia sanitaria y en un contexto de negociaciones con las petroleras integradas. Las empresas solicitaron actualizar los valores puesto que es una de las principales cajas para financiar sus proyectos. El primer aumento fue tras las conversaciones entre el gobierno nacional e YPF la petrolera controlada por el Estado en agosto del 2020 y luego hubo un aumento por mes.

Incluso, hay un «sexto aumento» que rigió en algunos departamentos y municipios. Fueron ajustes muy específicos y en el sector los consideraron casi «microaumentos«. Es decir, desde agosto hubo todos los meses un incremento en el precio de las naftas y el gasoil. Cargar completo un tanque de 50 litros con nafta Premium cuesta entre $ 3.610 y con Súper $ 3.065.

«En términos generales, con estos últimos aumentos de precio estamos viendo que no ha habido variaciones de consumo. Uno de los principales problemas ha sido la restricción de circulación y, por supuesto, cada vez que hubo un aumento al público lo encontramos en una situación económica delicada», dijo Guillermo Lego, gerente general de Cecha (Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines), consultado por +e.

En promedio, los estacioneros están entre un 27 y 28 por ciento de ventas por debajo de la prepandemia o un año normal. Desde junio se observa un estancamiento de las ventas de naftas y los cambios de hábitos en los usuarios: no hay clases presenciales, se extendió el home office y el bolsillo de los consumidores también apremia en el contexto de crisis por lo que hay mucho cambio de naftas premium por súper.

Carlos Pinto, presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Neuquén y Río Negro, repasó los motivos de estos incrementos. «El acumulado del incremento de precios en este año es del orden del 5 y 6 por ciento», apuntó el dirigente de los estacioneros del valle sobre estos incrementos de precio. «No es parejo en todos lados, en otras partes del país es mayor», añadió.

«Este es un proceso de acomodamiento de los precios. Este año una vez fue por los impuestos -a los combustibles líquidos y al Dióxido de Carbono, ambos ex ITC-, después por el incremento de los biocombustibles porque se busca incentivar esa industria con una mezcla. Así que veremos que sucede de ahora en más, si la inflación afloja va a ayudar», remarcó Pinto en declaraciones a LU5.

Pinto apuntó que la nafta súper históricamente rondaba un precio equivalente a un dólar. Después del congelamiento del gobierno anterior y ahora con este por la pandemia, empezaron los desfasajes en los surtidores. La caída de las ventas están llevando a un cambio en el comportamiento del consumidor, como viene describiendo +e, que migró de los productos premium a otros más económicos.

La única salvación para el sector de los combustibles es la reactivación económica, por lo que se espera que los datos de turismo hayan contribuido a la mejora de la recaudación en las bocas de expendio. El punto de equilibrio promedio para una estación de vender entre 300 y 350 mil litros de combustibles, algo que todavía está casi treinta puntos porcentuales abajo.

Pedidos al gobierno nacional

Desde Cecha realizaron recientemente una serie de recomendaciones ante la Secretaría de Energía de la Nación, a cargo de Darío Martínez, donde se solicitó algunas ventajas para con respecto a las comisiones de las tarjetas de crédito y débito o incluso ayudas económicas o planes de financiamiento para instalar paneles solares y otras tecnologías que permitan hacer más sustentables las estaciones.

La situación resulta preocupante para muchas de las bocas de expendio que son pymes y que durante buena parte del 2020 trabajaron a pérdida. Pese a ser servicio esencial, no tenían ventas suficientes e incluso quedaron relegadas hasta último momento del programa ATP, para que el Estado cubra una parte de los sueldos.

Las autoridades de Cecha, solicitaron una “Mesa de Competitividad y Comercialización de Combustibles” para abordar en conjunto con Energía los problemas del sector.

 

 

Fuente: lmneuquen.com

Los comentarios están cerrados.