Santiago del Estero: La cámara de expendedores de combustible destaca ventas

Dentro de un panorama de históricas caídas, la habilitación de circulación en algunas regiones, sumado al impulso de la actividad industrial y agrícola favorecen la actividad

74

El expendio de combustibles, de a poco, comienza a mostrar signos de recuperación, aunque todavía está lejos de volver a valores de venta “normales”. A nivel nacional, entre abril y junio, las ventas aumentaron un 36%, marcando el segundo mes consecutivo de crecimiento.
Consultado por Nuevo Diario, Pedro Llorvandi, presidente de la Cámara de Expendedores de Combustible de Santiago del Estero, explicó la situación del sector en relación al contexto de pandemia.

“El ingreso a la cuarentena fue muy duro, porque prácticamente se paralizó todo, pero a medida que fueron pasando la cuarentena y según se fueron haciendo las previsiones correctas en cada lugar, esto posibilitó la circulación de vehículos, con lo cual la actividad de las estaciones de servicio, se empezó a recuperar lentamente”, indicó Llorvandi.

“Aquí, en Santiago del Estero, somos una provincia privilegiada por estar en la fase de distanciamiento, lo cual es muy beneficioso para el sector. Esto posibilita una vida casi normal, que deviene en una necesidad de uso de los vehículos para la circulación. Dentro del contexto general, es un movimiento que nos deja conformes.

En las estaciones de servicio de la provincia estamos funcionando se podría decir al 50% de las ventas, entre un 40 y un 60%. La diferencia radica en que las estaciones más afectadas son las ruteras, ya que las rutas están muy complicadas, en lo que se refiere al tránsito, debido a los controles que se han dispuesto para la prevención del coronavirus”, profundizó.

Para entender la importancia de la habilitación, de diferentes actividades en la fase de distanciamiento social que atraviesa nuestra provincia, Llorvandi explicó: “Dentro de las ciudades más pobladas, el movimiento de las estaciones de servicio está más dinámico, a esto hay que agregarle que los mayoristas que funcionan en zonas agrícolas en el mes de abril y mayo se han visto favorecidos por la cosecha, por el uso de maquinarias que utilizan combustible. Esto fue muy importante para la zona de Bandera, Quimilí y Monte Quemado”.

En el plano nacional, Llorvandi fue más cauto a la hora de brindar precisiones, respecto de esta recuperación: “No se puede hacer una unificación a nivel nacional de los niveles de ventas, porque cada región depende directamente de la situación sanitaria que se atraviese”, cerró.

 

 

Los comentarios están cerrados.