¿Cómo se distribuye el impuesto a los combustibles líquidos?

El proyecto K que entusiasma al gobierno provincial para tener más fondos. Desde Vialidad Provincial buscan motorizarlo para aumentar los recursos que recibe el organismo que se hace cargo de las rutas.

288

“El que reparte, se lleva la mejor parte”, reza la frase popular, y la Provincia quiere ponerle fin a ese mecanismo nacional. No sólo los legisladores nacionales mendocinos de Cambia Mendoza buscan equidad en el reparto de los recursos, sino que, ahora, Vialidad Provincial peleará para que se aumente el presupuesto que recibe para las rutas.

El titular del organismo, Osvaldo Romagnoli –con otras jurisdicciones–, pretende motorizar un proyecto del senador chaqueño Antonio Rodas (Frente de Todos) para que se incrementen los fondos que reciben para realizar obras en los caminos.

“La presente ley tiene como objeto el fortalecimiento de la infraestructura vial, la obra provincial y el desarrollo eléctrico del interior”, señala el proyecto entre sus argumentos.

En concreto, se apunta a modificar el reparto que se hace del Impuesto a los Combustibles. Lo que se busca es que, durante cuatro años, del 10,4% que recibe el Tesoro Nacional –cuya distribución es discrecional– se tome 1% anual para mejorar la distribución en las provincias.

“El Impuesto a los Combustibles es nacional y se distribuye por porcentajes que van a determinadas áreas”, explicó Romagnoli.

El reparto de ese tributo se realiza de la siguiente manera:

  • 28,58% para Fideicomiso de Infraestructura del Transporte
  • 4,31% para Fideicomiso de Infraestructura Hídrica
  • 2,55% para transporte público
  • 28,69% para el Sistema Único de Seguridad Social
  • 15,07% para el FO.NA.VI
  • 10,40% para el Tesoro Nacional
  • 10,40% para las provincias

En el caso de las provincias, de ese 10,4%, se destina 6,24% a las vialidades provinciales. Actualmente, ese reparto resulta “desigual”, ya que la ecuación para distribuir se mide según el inventario vial por kilómetro de ruta conservada, cantidad de habitantes y parque automotor. Esto da por resultado que Buenos Aires se lleve 80% de los recursos.

Para tener una idea, Mendoza durante el 2021 recibió $350 millones, cuando la inversión anual del organismo local asciende a unos $1.600 millones, por lo que, habitualmente, Vialidad Provincial no tiene más opción que recurrir a las arcas provinciales para mejorar los caminos.

“Si el monto fuera un poco más del doble, cambiarían las cosas y tendríamos la posibilidad de reparar más. Mendoza tiene una red vial de 17.000 kilómetros”, explicó el funcionario, que aclaró que está dispuesto a trabajar con los legisladores nacionales mendocinos.

Apoyo y preocupación

Frente a este planteo, la diputada nacional de Juntos por el Cambio, Jimena Latorre, manifestó que están dispuestos a prestar apoyo para que se pueda avanzar.

“En todo lo que sea criterio objetivo de distribución de fondos vamos a acompañar. El interior es el que siempre termina perjudicado”, indicó la legisladora.

El radicalismo, más allá del planteo de Vialidad, apunta a que haya un criterio de distribución de los aportes y la nueva preocupación ronda en torno a la reconducción del presupuesto, ya que el proyecto oficialista fue rechazado por la oposición.

“La mayor recaudación será de distribución discrecional. Siempre terminamos siendo rehenes del clientelismo político”, concluyó Latorre.

 

Fuente: elsol.com.ar

Los comentarios están cerrados.