Mientras se discuten subsidios a la energía, el Gobierno amplía el cupo de importación de combustibles

Se aumentó el volumen autorizado de compra de gasoil respecto de 2021, año en que su consumo escaló 137,5% y su precio internacional pasó de US$389 por metro cúbico a US$600. Forma parte del costo de generación de electricidad, subsidiado por el Estado

432

En medio del debate por la reducción de subsidios al sector energético, un punto central en la negociación con el Fondo Monetario Internacional, el Gobierno autorizó este martes un aumento en el volumen de la importación de gasoil respecto de 2021, componente que impacta en el costo de generación de la electricidad. El año pasado el consumo de gasoil ya había escalado 137,5% y su precio internacional pasó de US$389 por metro cúbico a US$600.

La decisión se encuentra incorporada en el DNU 88/22, que fue publicado este martes como un suplemento del Boletín Oficial, e introduce modificaciones al Presupuesto 2021. Cabe recordar que esa es la norma que está vigente tras el rechazo del Congreso al presupuesto elaborado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, para 2022 y por eso los ajustes para este año se hace vía decreto.

En la argumentación se especifica que «resulta necesario ampliar el volumen autorizado durante el año 2021 para importar gasoil y diésel oil y su entrega en el mercado interno, a los fines de compensar los picos de demanda de tales combustibles que no pudieran ser satisfechos por la producción local, destinados al abastecimiento del mercado de generación eléctrica». En artículo 13 precisa que se amplía el volumen de importación autorizado a 1 millón de metros cúbicos de gasoil y diésel oil, «conforme la evaluación de su necesidad y autorización previa realizada por la Secretaría de Energía», a cargo de Darío Martínez.

En 2021 se debió recurrir a una mayor generación térmica, que utiliza combustible Télam

El aumento del precio de los combustibles es un factor clave en la discusión por los subsidios a la energía. Justamente, los subsidios del Estado están concentrados en el costo de generación de la energía y no en los otros segmentos que se reflejan en el valor final de la tarifa, como transporte y distribución. Concretamente, en el caso de la energía eléctrica el Estado se hace cargo de la diferencia entre el precio estacional de la energía y el costo efectivo de generación, del que los usuarios solo pagan el 35%. 

En la audiencia pública realizada la semana pasada para discutir el aumento de tarifas la Subsecretaría de Energía Eléctrica explicó que en 2021 los costos de generación de electricidad aumentaron 71% en pesos respecto de 2020, lo que representó un incremento de $394.326 millones.

Según detalló uno de los técnicos de a Secretaría, el 80% de los costos de generación están dolarizados, por lo que el tipo de cambio es el factor que más peso tiene en el sector, junto con el precio de los combustibles. Así, para este año se espera que el costo de generación continúe en ascenso, lo que implicaría aumentar los subsidios para sostener el precio. En 2021 los subsidios a la energía eléctrica fueron US$7.315 millones, 59% más respecto de 2020.  

La última actualización de las tarifas de electricidad fue de 9% en mayo de 2021 Télam

2021 ya había sido un año de mayor consumo de combustibles líquidos. Según se explicó en la audiencia pública, la mayor demanda de electricidad derivada del crecimiento de la actividad económica, el menor aporte hídrico (reducción de la generación por el bajo nivel del río Paraná), la disminución del gas proveniente de Bolivia y la insuficiencia del Plan Gas para cubrir la totalidad de la demanda de gas para generación tuvieron como consecuencia la utilización de combustibles alternativos para garantizar el abastecimiento. Se debió recurrir a una mayor generación térmica, lo que requiere combustibles para su funcionamiento.

Durante 2021 se registró un aumento interanual del consumo de 0,8% en el caso del gas natural, de 137,5% en gasoil, de 82,3% en carbón mineral y 29,4% en fuel oil. El informe oficial evidencia que, al tiempo que se duplicó su consumo, el precio del gasoil importado paso de US$389 por metro cúbico en los primeros meses del año a US$600 hacia finales de 2021.

«Para 2022 no se prevé una reversión importante de la situación hídrica, por lo cual seguirá habiendo una participación notable de la generación térmica», detalló la Secretaría. «Por otro lado, el contexto internacional indica que el precio de los combustibles en el mercado global seguirá aumentando».

 

Fuente: eldiarioar.com

Los comentarios están cerrados.