Ya funciona en Mendoza la primera estación 100% autoservicio de Argentina

Más pequeña, con apenas 2 puntos de expendio, donde el cliente pueda cargar y pagar por sí mismo.

94

Es el «toque» distintivo del nuevo formato de estación de servicio que ya estrenó YPF en Mendoza, identificado como X-Press, la primera 100% digital de Argentina, y que plantea un sendero de aperturas, según los resultados de la prueba piloto inicial, para 2021-22 en otros puntos de la provincia.

Ubicada en calle Boedo, sobre la salida del Acceso Sur, en Carrodilla (Luján), se construyó en apenas un par de meses con la meta de dejarla habilitada antes de que terminara un 2020 marcado por la pandemia. Por sus características, cuenta con pocos empleados, permite el pago electrónico (sólo tarjeta) y efectivo por terminal, y el anexo para consumo de café, comidas y otros productos, sólo atiende al paso, previo pedido por pantalla, sin ingreso al local (Auto-Full).

En cuanto a la modalidad de explotación, la flamante boca, que desde el punto de vista del maketing se presenta como «la estación del futuro» integra la red de operadores propios de YPF (conocidos como Oppesa), una subsidiaria que opera más de 200 bocas en todo el país. Así, se suma entre otras, a 3 estaciones tradicionales que ya funcionan en Luján: Manitta (Azcuénaga y Acceso Sur), Hekar YPF (Acceso Sur 8051, Carrodilla) e Ignis SRL (Viamonte 5159, a metros de la plaza de Chacras de Coria).

La primera del país

«Máxima eficiencia», alta rotación de clientes y volúmen sostenido de ventas son los tres pilares que YPF le reconoce al formato X-Press, un nombre que remite, justamente, a rapidez, tanto de instalación y puesta en marcha como de atención. Es que su diseño modular, con el uso de trailers, permite recortar costos de construcción y los tiempos, más allá del que conllevan los tanques cisterna subterráneos para el almacenaje de combustible.

«Los empleados asisten a los clientes hasta que se familiaricen con el uso y el funcionamiento del sistema. Y la tienda tiene un stock de productos limitado, para que su permanencia en el lugar sea la menor posible y propiciar la rotación», argumentan desde la compañía en relación al nuevo concepto, que combina el distanciamiento forzoso (por el Covid) con la idea de optimizar costos.

Aunque desde YPF evitaron dar precisiones sobre nuevas aperturas resguardándose en el carácter «experimental», consultado al respecto, para Gustavo Truffini, gerente de Amena (Asociación Mendocina de Expendedores de Nafta y Afines) «se trata de una prueba piloto y es la única estación de su tipo hasta ahora. Entendemos que seguramente en el futuro habrá más, aunque no hay un plan definido de aperturas ni plazos predeterminados».

Un 30% de empleos

Más allá de las ventajas pretendidas para el negocio, del distanciamiento a minimizar el contacto y la disponibilidad de personal hay, según el criterio sindical, un paso. Es que mientras una estación de servicio clásica opera con un plantel de 12 a 15 empleados en 3 turnos, estiman que con el nuevo formato esa dotación podría reducirse a 1/3 parte.

«No tenemos ninguna presentación sobre cambios en el régimen sindical, pero que la empresa apunte al autoabastecimiento o autodepacho de los clientes es algo complejo en un país en el que casi 60 mil familias viven de las estaciones de servicio y hay problemas para sostener las fuentes de trabajo», analizó Héctor Salcedo, del Sindicato Unión Obrera de Estaciones de Servicio de Mendoza (Suoes).

En Cuyo, el sector emplea a algo más de 5 mil trabajadores, de los cuales un 70% se desempeñan en Mendoza. Frente a un contexto de optimización de costos operativos, Salcedo saca cuentas: «achicándose al máximo, una estación puede llegar a funcionar con 4 o 5 empleados».

 

Fuente: Sitioandino.com.ar

Los comentarios están cerrados.