Comisión de Expendedores de GNC del ENARGAS: reclamos por las restricciones de gas

La reunión se llevó a cabo ayer vía zoom con numerosos participantes

262

Saul Vilches (AOYPF), manifestó que estaba preocupado, ya que estamos entrando en el invierno y ya hay problema de escases de gas. Agregó que llama la atención el tener  que volver al esquema del barco regasificador, es decir las importaciones ya que sin bien es cierto que hubo paradas en la producción por conflictos, pero estos ya pasaron; entones uno se pregunta qué es necesario para reactivar la producción en nuestras cuencas. “Otro punto es que estamos pasando por estas restricciones y por otra parte vemos proyectos de corredores para vehículos ´pesados a GNC, y el desarrollo del GNL y hay que pensar en invertir y destinar recursos a esas iniciativas así que queremos saber si va a haber incentivos a esas intenciones porque más allá de que estamos en el negocio, el dinero viene restringido y hay incertidumbre por los puntos que mencioné a principio”.

Giselle Vazquez (AOYPF) dijo que sobre el tema de los corredores verde y azul, hay quienes han invertido y quienes quieren invertir en esta proyección del mercado y de pronto aparece la problemática de la falta de gas. “Queremos saber cuál es el alcance de la fuerza mayor que se menciona y en caso de existir la misma, si el ENARGAS como ente regulador puede determinar cuál es la correcta implementación de la restricción del suministro, porque en todo el país se ha actuado de diferentes maneras; cada distribuidora lo aplicó de una forma distinta; inclusive ha habido falta de lineamientos entre las distribuidoras y las productoras en cuanto a estas medidas de restricción”. “Queremos saber si puede haber penalidades por no cumplir las limitaciones impuestas, aunque lo despachado no supere el volumen firme que tenemos disponible, y además queremos saber de qué monto serían tales penalidades”. “También queremos que nos digan si el ENARGAS tiene autoridad para controlar que estén bien aplicadas estas penalidades. Quisiéramos saber si el Ente puede controlar el alineamiento entre el volumen que inyecta la productora y el que entrega la distribuidora a cada estación de servicio. Porque las productoras dicen que inyectan el gas necesario y las distribuidoras dicen que no es así, por lo que no pueden cumplir con el volumen firme. Entonces creemos que hace falta alguien que controle esta cuestión y queremos saber si ENARGAS tiene autoridad para hacerlo”.

Israel Godoy (ENARGAS) respondió que todo lo que tiene que ver con abastecimiento es competencia de la Secretaría de Energía por lo que se va a trabajar en conjunto  con la misma como se hizo con el Plan Gas. Por otra parte les pidió tanto a Giselle como a Saúl, que hagan un documento escrito sobre lo planteado y que lo envíen por mail, para hablar con Andrea Manzi (Enargas) y con Maggie Videla (Subsecretaria de Hidrocarburos) para ver si se puede hacer otra reunión para encontrar una solución en conjunto.

Seguidamente tomó la palabra Gustavo Salomón manifestando que lo que plantea la gente de AOYPF, es una cuestión de despacho y ahí el ENARGAS sí tiene incumbencia para verificar, en función de los volúmenes que se están inyectando, cómo se están despachando a cada uno de los clientes. Dijo que el Ente tiene todos los elementos para controlarlo, y que en una época estaba el Comité de Emergencia donde el ENARGAS establecía junto con las distribuidoras cómo se despachaba, por ejemplo a la industria. Terminó diciendo que todavía no se ha constituido esa comisión, pero que es seguro de que el Ente tiene todas las herramientas para controlar.

Israel Godoy reiteró que por lo expuesto pedía que se genere un documento para poder entregarlo a la Gerencia de Despacho.

Enrique Fridman (CEGNC), por su parte dijo: “Yo no sé por qué estamos discutiendo un tema que está totalmente claro. La distribuidora tiene compromisos de provisión firme  por lo que no tiene autoridad para restringir las entregas por debajo de ese firme. La norma es muy clara y no puede ser transgredida. Si vos tenés 5.000 mts3 te los tienen que entregar; para eso está el Ente, para hacer cumplir la norma”.

Alejandro Di Palma (Estaciones Región Centro), manifestó que Litoral Gas por ejemplo, estaba afectando el volumen firme, con el agravante de que ni siquiera llamaron a las estaciones de servicio para comunicar la restricción sino que establecieron la obligación de entrar en un portal todos los días para ver cuánto gas tiene disponible cada boca.

Ignacio Barousse (FECRA) expresó: “Escuché a Giselle y creo que describió a la perfección los problemas que tuvieron las estaciones a pocos días de estar vigentes los contratos de suministro con las petroleras, que consisten en las restricciones mencionadas. El otro problema es que las justificaciones de las distribuidoras fueron diferentes; algunas dijeron que era por falta de capacidad de transporte, otras por necesidad en el sistema. No estaba claro. La gran duda es: si en mayo con temperaturas moderadas tenemos estos problemas, ¿que nos queda esperar para junio, julio y agosto? Por eso este es un tema al que hay que ordenarlo para tener previsibilidad”.

Enrique Fridman reiteró que “con respecto al interrumpible no podemos hacer nada, pero el firme es el que se firmó. La norma dice que vos pagás todo el año una reserva que es el firme; por lo tanto te tienen que dar hasta esa cantidad todos los días. Las comunicaciones de las distribuidoras tienen que ser por medio fehaciente: teléfono, mail, etc. vos no tenés por qué estar consultando nada. La distribuidora te tiene que decir que a partir de tal momento tenés que ajustarte a tu volumen firme. Eso está vigente. Por eso pido que el Ente tome cartas en el asunto y se haga cargo del problema”.

Tanto Enrique Fridman como Fernando Romain, cuestionaron el pedido de presentar notas explicitando lo planteado en las reuniones, lo que generó un intercambio de ideas con los representantes de ENARGAS, quienes dieron los motivos.

Gustavo Salomón explicó que las restricciones de suministro pueden deberse a tres causas: falta de gas, falta de transporte o falta de distribución. Agregó que si es por falta de gas, no importa si se trata de un servicio firme o interrumpible, porque estos se refieren a transporte y distribución. Continuó diciendo que la distribuidora tiene que informarle al cliente que no se le entrega gas porque el productor no lo ha inyectado y entonces el cliente debe reclamarle al productor el cumplimiento del contrato que tiene firmado. En ese caso el ENARGAS tiene que auditar que efectivamente el gas no esté inyectándose y por lo tanto la distribuidora haya restringido la entrega correctamente. Cuando se trata de falta de transporte y distribución, ahí sí tiene que considerarse el carácter de firme o interrumpible del cliente. La distribuidora debe justificar el motivo de la limitación y hay un orden: interrumpible industria, interrumpible de la GNC, semi firme industria, etc. y se tiene que ir haciendo por escalones y el ENARGAS tiene la obligación de auditar por medio de la gerencia de despacho, la correcta instrumentación del corte. Todas estas decisiones, referentes a gas, transporte o distribución, deben ser informadas fehacientemente al cliente, mediante un e-mail, para lo cual las estaciones cuando firman un contrato con la distribuidora, deben informar cual va a ser la dirección de mail destinada a tal fin.

Los comentarios están cerrados.